martes, 2 de diciembre de 2008

Martin Sabatella

“Lo único que ordena la democracia son las ideas”

Con sólo 29 años, en 1999 tomó el corrompido municipio de Morón y logro construir una ciudad referente para las urbes argentinas.
Martín Sabatella dice que le falta mucho por hacer, que se identifica en parte con el proyecto K y marca qué lo acerca y lo distancia de Luis Juez.



Martín Sabatella, el intendente de Morón que va por su tercera gestión, hizo su aparición estelar en la política argentina a fines de los 90’, con menos de 30 años y un respeto ganado a partir de sus denuncias a la gestión del menemista Juan Carlos Rouselot, aquel vocero de López Rega que hizo estragos en el municipio bonaerense durante la década pasada. Con la Alianza y en el 99’, Sabattella accedió a la intendencia y desde ahí, y con partido propio desde la debacle de 2001, construyó una gestión que fue re elegida en 2 oportunidades y que se ganó el respeto de sus pares en base a principios políticos y de gestión.

Y no sólo eso: Sabatella se convirtió en el joven prodigio de la política vernácula. En el sitio You Tube se pueden ver y escuchar los testimonios de Osvaldo Bayer, Estela de Carlotto, Aldo Ferrer, Hebe de Bonafini, Adolfo Pérez Esquivel y tantos ilustres más del compromiso social dándole un fuerte apoyo al momento de asumir su tercera gestión. Rara avis en la política actual, comparte parte del Proyecto K –marchó públicamente a favor de la 125-, no ahorra críticas al anquilosado sistema de partidos argentinos y al Pejotismo en el que se recuesta el gobierno y acepta similitudes y diferencias con Luis Juez.

QUÉ HIZO
_ En relación a su gestión, cuáles son los lineamientos o ejes principales que levaron a Morón a ser una ciudad referente.
_ Hay varias cosas. En primer lugar, estos años hemos logrado transformar la cultura política, la democracia de la ciudad. Hay una nueva relación de la política con la sociedad y eso nos permitió darnos cuenta de lo importante que es recuperar el valor de las ideas y el de la política, de la ética, de la rendición de cuentas, del acceso a la información pública. Muchas cosas tienen que ver con mejorar la cultura democrática y política de una sociedad. Y además, creo que hay un balance positivo en términos de resultados de gestión. Hay un balance positivo en términos de valores y otro, de los resultados prácticas, de cómo impactan en la vida cotidiana: en infraestructura, en servicios públicos, en política sanitaria, en desarrollo económico, en planificación estratégica de la ciudad. Pero por supuesto que faltan cosas. Nos dimos cuenta que no tenemos por qué aceptar la cultura de la resignación y demostrar que la política puede hacer estas cosas, y eso ha entusiasmado, ha generado sentido de pertenencia.

_ ¿En qué se materializa este cambio de cultura política?
_ Por ejemplo, en los mecanismos que construimos de gestión participativa, del compromiso de la gente con los consejos vecinales y tantos más. Se ven mayores espacios de participación. También con la apropiación de lo público, el cambio de la idea de que lo público no es de nadie sino que es de todos y de todas. Y por otra parte, la cuestión electoral: creo que pudimos romper las barreras de las estructuras partidarias tradicionales y encontrarnos en un proyecto común donde importa más lo que estamos construyendo y hacia donde vamos que de dónde venimos. Nos hemos encontrado hombres y mujeres que tenemos distintas historias pero que tenemos una misma visión de futuro. Pero esto no significa que esté todo hecho, que esté todo bien, que no falte nada. Hay mucho por hacer, pero tenemos la alegría de haber encontrado un camino, una posibilidad.

_ Siguiendo con esta idea del cambio en la cultura política, ¿en cuánto años la gente logró apropiarse de esta transformación?
_ No fue rápido, no te olvides que el nuestro era un municipio asediado por la corrupción menemista y por lo tanto fue un proceso, fue un volver a creer a través de un paquete de medidas: la oficina anticorrupción, el programa de discrecionalidad 0, las audiencias públicas, los mecanismos de participación para la elaboración de normas, un paquete de cosas. Fue un proceso, no de un día para el otro. Por ejemplo, el presupuesto participativo no lo pudimos hacer en los primeros años, porque necesitabas que volvieran a creer, la gente te cerraba la puerta. Y más allá de los usos o no usos de esos mecanismos de participación, hay una valoración de la existencia de los mismos, de la importancia que tienen. Tratamos de construir una ciudad que no deje a nadie afuera.

_ Tanto Morón como Rosario se han convertido en las ciudades referentes, el espejo donde mirarse. ¿Muchos intendentes se han interiorizado en su gestión?
_ Antes te digo: en Morón hay mucho por hacer, no es Copenaghe. Nosotros hemos aprendido mucho, mucho de Rosario, mucho de Montevideo y de otras ciudades. Y también hemos tenido intercambios con otras ciudades del MERCOSUR. Pero eso no es todo: tiene que haber una decisión política para hacerlo. Muchas de las cosas que hemos planteado, como la democratización del ejercicio del poder, que da un nuevo rol al Estado, dar mecanismos de participación o la transparencia de las políticas oficiales, muchas veces condiciona la base de sustentabilidad de estructuras política basadas en la prebenda y en el clientelismo. Aceptar lo que hacemos, para algunos, puede ser erosionar sus propias bases. Y también hay deseos de sostener el status quo y una gobernabilidad conservadora. Nosotros planteamos una gobernabilidad rupturista, transformadora, la construcción de ciudadanía, decisiones que implican renovar las prácticas políticas.

_ ¿Y qué incluyen estas nuevas prácticas?
_ La ética, la honestidad, una gestión abierta y participativa. Y enfrentar los nichos de corrupción que están en el Estado, que muchas veces es un modo de financiamiento ilícito de la política. Y también es una decisión política.

LOS SOCIOS POLÍTICOS
_ Una de sus sociedades políticas ha sido con Luis Juez. ¿Qué lo identifica?
_ Creo que Juez ha generado una cuestión interesante, que es poner en discusión la dimensión ética de la política y el haber dado una batalla contra las estructuras viciadas de la política tradicional. Puedo tener diferencias, pero destaco eso.

_ Y las diferencias hoy son más marcadas que nunca.
_ Seguramente si discutimos sobre Córdoba, no; pero en lo que hace a su mirada sobre lo que pasa en el país, sobre su diagnóstico, tenemos diferencias. Pero más allá de estas diferencias, creo que ha hecho cosas importantes.

_ Sin embargo, más de una vez usted ha señalado que no cree en esta visión pre ideológica, al estilo Carrió, que señala que lo que une es la honestidad y la ética, sino que para usted lo que une son las ideas, o bien, la ideologías. Juez, nuevamente, está en las antípodas de su pensamiento.
_ La ética es un piso innegociable, un punto de partida indiscutible. Es lo básico, lo elemental. Pero eso no puede ser todo. Y esa es la visión pre política o pre ideológica que tienen algunos, que termina siendo conservadora y reaccionaria y ayuda a mantener el status quo, y más en el caso de Lilita, que tiene una mirada elitista de la política. No me parece adecuado.

_ ¿Y ha habido un debate con los socios del Interior sobre este tema? Estas diferencias se acrecientan día a día.
_ Hay que aprender a debatir, a vivir en la diversidad. No lo dramatizo. Hay un debate en el país. Hay que permitirse estas cosas.

_ No obstante, sus posiciones en los temas claves del 2008 –campo y AFJP- son antagónicas con las de Binner y Juez, sobre todo las de éste último. Defendió públicamente al gobierno y Juez hizo lo contrario. Hay que volver de ésa para construir algo juntos.
_ ¿Quién tienen que volver? (Risas)

_ Alguno de los dos tendrá que volver. Hay que ver quién se anima
_ Sí, hubo miradas distintas. Habrá que seguir conversando. Lo que sí puedo destacar es la admiración mutua que nos tenemos. Yo tengo una mirada de lo que pasa en el país. Para mi lo que ordena el mapa político son las ideas. Si se discute sobre la distribución de una rentabilidad extraordinaria, más allá de todas las críticas, y sobre el Estado como garante de esa distribución y más teniendo en cuenta que hay miles y miles que aún están afuera, sé de qué lado estoy. También creo que la jubilación es un derecho social que tiene garantizar el Estado y que los adultos mayores no pueden estar en manos de la especulación financiera. Y esto lo digo con absoluta autonomía, la misma que me permite decir que me parece un disparate el Tren Bala o que me parece una barbaridad lo del INDEC o que este piso de cosas positivas encuentra un techo inmediato en la estructura degradada del PJ. Desde ahí, desde las ideas, es desde donde se debe reordenar el sistema político, no diciendo si sos más oficialista u opositor.

_ ¿Y este reordenamiento de ideas llevaría a un re ordenamiento del sistema político? ¿Se puede pensar que los dos conflictos claves que mencionamos, que reordenaron un poco las cosas en función de ideas, pueden permitirnos ver algo por el estilo?
_ A mi me gustaría que así sea y vamos a trabajar para eso, que haya un nuevo sistema de partidos que se ordene en torno a ideas, que dialogue con la historia en el sentido de reconocer las distintas tradiciones y culturas políticas existentes, pero que se ordene de cara a un nuevo relato. Y que lo que una sean las ideas y no las pertenencias partidarias históricas. Sería bueno para la democracia y para la calidad de la política que se sepa quién es quién y no que en el nombre de un mismo partido se puedan hacer dos cosas distintas. Lo único que ordena la democracia son las ideas. Es lógico que haya partidos y que haya confrontación de ideas, y que la democracia sea capaz de resolverlas. Pero necesitamos partidos que enriquezcan el debate, la discusión. La democracia en la que todos estamos de acuerdo con todos no existe.

_Confesó su voto a Cristina hace un año. ¿Hoy lo reafirma?
_ Sí, sí…

RECUADRO
“Nosotros acompañamos la propuesta del gobierno en el tema de las AFJP y de la 125, pero mantenemos nuestra autonomía en términos de estructura y dispositivo político. Y creo que si el rumbo no se profundiza es porque el dispositivo político que tiene el gobierno, el PJ y también la UCR y toda la estructura arcaica del sistema de partidos, no se lo permite”.

8 comentarios:

Tux dijo...

Excelente reportaje, no dejás ni un solo cabo suelto. Muy bueno.

Anónimo dijo...

Varón, enlazas inconsistencias
Que tal si yo de mala leche digo; MS militó en el partido comunista argentino, expresión local del stalisnismo asesino y cobraba por militar en un partido que era algo así como un apendice de la diplomacia de una potencia extranjera que supo transar hasta con el genocida Proceso de Reorganizacional Nazional.
No lo hago es de pura mala lechem me hubiese gustado un reportaje y no que te conviertas en panegirista de un bleuf.

Sergio Carreras dijo...

Juan Cruz, te invito a responder y a sumarte a la consulta que estoy organizando desde mi blog sobre los temas más censurados en el 2008. Si querés reproducir la consulta en tu blog, te envío un día antes los resultados del relevamiento para que los publiquemos juntos. Saludos.

Discepolin dijo...

Tenia buena primer impresion de Sabatella hasta que lei aqui quienes lo respaldan: Bonafini, Heller. Voto por Cristina Kirchner en 2007?.
La izquierda corrupta que vende el pais a Venezuela y roba quedandose con empresas a precio vil por medio de testaferros con dinero de jubilaciones privadas (Corralon 2), mantiene 2.4 millones de pobres en la indigencia clientelista, mantiene intervenida la Justicia con un Consejo de la Magistratura Kirchnerista y tiene anulado el Parlamento -que se reunio 1 sola vez en todo 2008- para sellos de goma es realmente una de las causas del problema, no la solucion.
Que lastima tan joven y tan mipoe (ve bien de cerca en Moron, pero no ve nada de esto a su alrededor)
No se puede salir de un pozo cavandolo mas hondo.

Leo dijo...

Yo voto en provincia!.
Me gusta mucho la propuesta de Pino Solanas!, leí tambien lo que propone Sabatella. Se puede decir que en provincia de Bs. As. es el referente más parecido ó el que más se hacerca a la propuesta de Pino Solanas!?...
Espero comentarios!...
gracias
saludos de Leo

Anónimo dijo...

Sabbatella
Es habitual oír al ex intendente cordobés Luis Juez, a su sucesor Daniel Giacomino, al vice municipal Carlos Vicente y al resto de la feligresía progre local, ensalzando las virtudes republicanas y la gestión del joven intendente de Morón, Miguel Sabbatella es presentado por sus amigos cordobeses como una de las caras de la Nueva Política, un joven emprendedor, renovador y progresista. Sin embargo, tanta adulación vernácula contrasta con lo publicado por el sitio Tribuna de Periodistas sobre el intendente moronense, al que acusan de haber ubicado a familiares y amigos entre sus colaboradores y de no tener gestión. Ingresar para leer. En el año 2006 Sabbatella comenzó a mostrar entusiasmo por Néstor Kirchner, al que le debe mucho. En los últimos tiempos participó en varios actos convocados en Plaza de Mayo por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, algo impensado en otras épocas, cuando señalaba ante propios y extraños que no estaba "ni enfrente ni adentro".
El gobierno de Morón no tiene gestión, tan sólo la construcción de alguna plaza seca, la instalacción de algunas cuadras modelos en el centro, pero queda claro que todas las obras que se hicieron o se realizan en el distrito son financiadas por la Nación o el gobierno de la Provincia de Buenos Aires.
Lo cierto que Sabbatella quiere convertirse en el 2009 en diputado nacional. Durante la campaña electoral del 2007 el argumento que utilizó para ser reelecto fue que necesitaba cuatro años más para llevar adelante las transformaciones que no había podido concretar en los primeros dos mandatos, pero ahora proyecta irse antes de cumplir la mitad de su tercer mandato, lo que demuestra a las claras que volvió a engañar a los sacrificados vecinos que lo votaron.
Arremetió con fuerza con aquellos que se perpetuaban en el cargo, sus blancos preferidos eran Alberto Descalzo y el intendente de Tres de Febrero Hugo Curto, a quienes los unía con el "tren fantasma", pero con el tiempo comenzó a utilizar los mismos métodos que criticaba. Pulverizó a la administración corrupta de Juan Carlos Rousselot acusándola de nepotismo, pero él no le va en zaga, su mujer Mónica Macha es subsecretaria de Salud, su hermano presidente del Bloque de Concejales de Nuevo Morón. En octubre del año pasado despidió de su puesto de empleado municipal al ex concejal Mariano Frías, porque en una carta éste le reprochó el método corrupto del nepotismo, que no era ni más ni menos otra de las banderas que había perdido en el camino.
El municipio está en rojo furioso, los empleados municipales pidieron un aumento de $ 300 y les contestaron que no pueden darles ni $ 50. Les ofrecen "recategorizaciones" que son rechazadas una y otra vez porque se trata de otra de las trampas que utiliza la "transparente administración".
Morón tiene un presupuesto de $242 millones, los trabajadores ganan sueldos de hambre, pero la planta política del jefe comunal se lleva la parte del león. En gastos de personal se gastan en forma anual $115 millones, casi la mitad del presupuesto. En abril del 2008 la Provincia de Buenos Aires le giró $21 millones, pero tampoco les alcanza para sanear las finanzas.
Ay, Ay , sigan haciendo de la política una religión!
Enrique, de Morón

Marina Llaó dijo...

Sugiero otro blog para que crezca la comunidad de analistas independientes.

http://climadeopinion.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Los sesos de Sabatella fueron cocinados en la microondas de los KK. ¿Que le pasa a este muñequito de torta? Se ha vuelto un pusilamine KK, ahora vitalicio en el 678... ¿Puede ser tan boludo de bajar tarde al recinto? Sabatella es funcional a la korrupcion