viernes, 8 de junio de 2007

ALFREDO BRAVO

“Con la Deuda que tenemos no podemos avanzar”

Como parte de su gira proselitista de cara a las elecciones presidenciales, Alfredo Bravo, candidato por el Partido Socialista, estuvo de paso por Córdoba exponiendo algunas de las ideas que integran la plataforma de su candidatura.
Entre otras cosas, señaló que la derecha “tiene como fin el lucro” y que por eso son más simples sus alianzas, en tanto la izquierda “se diferencia por ideas”, lo que significa un grave inconveniente para lograr la unificación.


Alfredo Bravo es quien encabeza la fórmula unificada del Partido Socialista, agrupación que cuenta con 107 años de historia y que después de 44 años de estar separados (P.S. Democrático y P. S. Popular) han vuelto a unirse nuevamente. “Estamos conformando el gran Partido Socialista que queremos” señaló Bravo, y aclaró: “No te olvides que P. S. fue el impulsor de la legislación laboral. El Dr. Alfredo Palacios fue el generador del Estado de Derecho. Que hemos estado, aún divididos, repudiando cuando la Alianza rompió su contrato social con el pueblo. Que hemos estado unidos para rechazar todo intento que fuera a coartar los derechos de los trabajadores y los ciudadanos. Estamos caminando para decirles que este es el socialismo que hará escuela de aquí en más”, aseguró.

LA DESARTICULACION DE LA IZQUIERDA
• ¿Cuál es el motivo por el cual, a pesar de la realidad de nuestro país, no se haya podido crear un frente progresista que reúna todo aquello que no garantizan los partidos mayoritarios?
• Cada partido tiene una idiosincracia. Y cada partido de izquierda tiene una visión y una problemática diferente. Nosotros ahora ponemos como tema central la Deuda Externa, porque sabemos que es el gran tapón con el que nos están ahogando y que no nos permite desarrollarnos como país. Es decir, la derecha tiene un solo interés: el lucro. Por lo tanto, es más fácil ponerse de acuerdo. Mientras tanto, la izquierda tiene ideas, y las ideas hablan de diversidad. Algunos tienen más acento. Y eso es lo que dificulta la unidad, algo que estamos buscando. Y esto lo digo porque dentro de muy poco vamos a tener algunas noticias. Haremos una unión distinta.
• Sin embargo, ¿no considera que la desarticulación de los partidos de izquierda también tiene que ver con la lucha entre ellos por mínimos espacios de poder?
• Claro que sí, lo sé porque vengo de un partido que estuvo dividido casi 50 años. Yo soy docente y la forma de impartir conocimiento lo tomé de Petalosi. ¿Sabes que decía? “Paso a paso y acabadamente”. Esa frase la utilizó políticamente Perón. Pero esa es la verdadera esencia pedagógica de Pestalosi y de la manera en que nosotros tenemos que actuar. No te puedo proponer solucionar un problema brutalmente sino te explico primero la génesis del problema, si no hago las cosas paso a paso. Cuántos hay que frente a la complejidad del problema lo dejan de lado. Y ese es un pecado de la izquierda en el cual yo también he caído. Mi padre era panadero, era andaluz magaleño. Y en aquel tiempo, la ‘Santa Religión Católica’ consideraba anarquistas a todos los que eran de esa profesión. Mi padre era anarquista. Y yo le salí un hijo rebelde y me hice socialista. Y éramos los de izquierda, pero fijate cómo en la concepción del problema teníamos dos visiones distintas. Eso fue lo que pasó con el Socialismo. Y si estamos contra la Deuda Externa no es sólo porque tenemos una posición de izquierda, sino porque es lo más inmoral que ha existido.

PRIVATIZADAS Y TRABAJO
• En los últimos meses, algunos de los candidatos que encabezan las encuestas hablaron acerca de la renacionalización de ciertas empresas y servicios privatizados. ¿Cuál es la postura de Bravo y el Socialismo?
• Nosotros no queremos que el país pierda más dinero. Lo primero que queremos conocer son los convenios a partir de los cuales se organizaron las apropiaciones de las empresas. Y queremos aplicar todo el rigor de lo que ellos han firmado. No es fácil. Reestatizarla sería hacernos cargo de la deuda, poner en marcha un servicio que nos va a demorar tiempo y seguiríamos perdiendo. El problema fundamental es que el 23% de la recaudación de impuestos nacionales lo estamos reservando para pagar la Deuda Externa. Y sabemos que una gran parte de ésta es ilegítima. Empecemos por sanear los problemas del Estado con el Estado mismo. Yo no estoy en desacuerdo con la idea de reestatizar, por ejemplo, los ferrocarriles. Pero ojo, no voy a ser tan estúpido de dejar que estos señores que destruyeron todo se vayan. Hay que aplicar Justicia. El pueblo argentino no puede seguir utilizando su dinero para pagar los negociados que se han hecho. Qué pasó con el petróleo, quién aprobó todo esto, cómo se llevó adelante YPF Repsol. Los vamos a recuperar, pero no poniendo plata encima.
• Le repregunto Bravo, ¿es preciso estar en el poder para poder revisar los contratos?
• Desde el 2000 que estamos peleando desde el Congreso para que se formara una Comisión Investigadora para conocer el origen de la Deuda Externa. Y no se puede lograr porque siempre fue bloqueada. Los partidos mayoritarios, con la idea del “yo te doy, vos me das”, nunca permitieron la conformación de esa Comisión. Hoy podríamos saber cuál es la deuda. Sí hace falta llegar, tener una cuota de poder y poder decidir . Queremos llegar al poder no para transformar nuestra situación personal, sí para transformar la situación del país y de sus ciudadanos. Siempre hemos estado en contra de los bloques mayoritarios, por eso duele cuando la gente nos pone a todos en la misma bolsa.
• ¿Cuál es la óptica del Socialismo para frenar el desempleo?
• Estableciendo lo que llamamos la economía social, a través de la formación de Cooperativas. Cuántas empresas en estos días han salido de la peor crisis de la historia a través de sus trabajadores. Aquí hay que realizar una inyección de fortaleza en la conciencia de cada uno de los argentinos, entender que no somos un país al que nos pueden basurear así nomás. Que tenemos dignidad y reglas éticas. Fomentando esto y poniendo a funcionar el mecanismo, solo, de por sí, va trayendo otras oportunidades.

DE QUE LADO ESTAS
• ¿A qué se debe el hecho de que sus compañeros hablen del Partido Socialista como un espacio de centro izquierda y usted lo denomina simplemente de izquierda? (Aquí, Bravo acerca su rostro al de este cronista, y en un toco cómplice, contesta)
• No hay diferencias. Queremos llegar a todos, y que aquellos que están en el centro se vengan para la izquierda (risas).