jueves, 14 de junio de 2007

SALVADOR TREBER

Anecdotario del poder

Salvador Treber es, sin dudas, el economista más respetado de la provincia que no tuvo vinculación alguna con las ideas que saquearon al país en los últimos 30 años. Sin embargo, sí tuvo una relación directa con el poder.
De eso habla en este compendio de entrevistas dadas a Matices y La Orilla.


LA DEUDA DE DE LA SOTA
Es una manchancha lo que se está haciendo, es una manchancha… Y esto significa una bola de nieve, lo están pateando para delante y la cosa se hace más grande. La provincia debe 2 presupuestos ya.
Proyectemos científicamente: esto puede llegar a explotar. ¿Cuándo y con qué consecuencias? Yo diría que cuando asuma el próximo gobernador. Le va a explotar en las manos. Es entendible que el gobernador no entienda. Pero lo inexplicable es que el Vice Schiaretti no tome conciencia. Es un profesional de las ciencias económicas. Además, entre nosotros, cuando fue mi alumno yo le enseñé (risas).
Es desolador el cuadro. Nadie piensa en proyectar…

LAS MANOS DE K Y LAS PATAS DEL CHANCHO
El presidente tiene como experiencia formativa Santa Cruz, que tiene la población de Río Cuarto. Es decir, de un quisco pasó a manejar un país. Tiene un equipo muy pequeño. Y no busca la gente capaz y honesta, que en las universidades hay muchas. No se puede ser tan personalista, que todo tenga que pasar por sus manos. Fue el mismo problema de Mestre, cuando era intendente todo pasaba por sus manos. Pero cuando fue gobernador ya le fue más difícil.
Un día, estábamos en Aeroparque y él se acercó a charlar conmigo. Y le dije que como gobernador y político con un profundo porvenir, él seguramente estaba pensando en ser presidente. Yo, con la mejor buena voluntad, le dije que la gobernación tiene que servir para formar equipos para que mañana puedan trasladarse a la presidencia. “Y usted –le dije- no tiene equipo, usted tiene gente genuflexa que se agacha y hace lo que usted le dice, y eso no existe. Usted necesita gente que tenga ideas y que pelee por ellas y que aporte y que las ideas de ellos difieran de las suyas”.
Y Mestre me dice: “Sabe una cosa Treber, no me vote”
Yo le respondí que quisiera poder votarlo. El me dijo que era desconfiado, yo le dije que tenía razón, pero que él no se podía cocinar en su salsa.

ESE ANGEL (OZ)
Estuve como presidente de los SRT en 1987. Durante mi mandato, se pagó religiosamente los sueldos el último día de cada mes. Pero llegó diciembre y tuve un problema con el aguinaldo. Entonces gestioné en el Banco Social $200 mil.
Pompas me recibió y me dijo que el ‘hombre del rifle’ -porque así le decía- quería conversar conmigo. Era Angeloz, y fui porque necesitaba el dinero para no fallarle a la gente. Lo que menos habló Angeloz fue del préstamo. Le pedí tres meses y me dijo: “No, hágalo en 10, no se preocupe”.

LO SALVÓ DE LAS REJAS
En un momento, apareció un proyecto de ley que preveía el desdoblamiento del Banco Social, por un lado dejaba lo viejo, las deudas, y por otro lado lo nuevo.
Me encontré en la calle con alguien que había sido Presidente del Superior Tribunal de Justicia y le dije: “Dígale al gobernador que si se vota ese proyecto, alguna vez va a ir preso”.
Al día siguiente, me habla el Dr. Palmero, el secretario privado de Angeloz. “Salvador –me dice- nos llegó su mensaje y nos ha dejado muy preocupados ¿usted estaría dispuesto a explicarnos?”.

Me citaron para el día siguiente. Le expliqué a Angeloz que el proyecto de ley decía que el balance con el que se transfería al sector privado lo convalidaba el gobernador. Lo que quería decir que él daba fe de que era correcto y que él era él único responsable, pero qué sabía Angeloz… Me pidió que lo explicara al día siguiente en una pequeña reunión: estaban él, Molinari Romero (Presidente del Senado) Jaimovich (Fiscal de Estado) y Caminotti (Ministro de Economía).
Cuando les expliqué, Caminotti balbuceó unas palabras, pero el que tomó la batuta fue Jaimovich: “Bueno, pero algún riesgo hay que asumir” Y le dije que el riesgo lo asumía exclusivamente el gobernador, porque él ponía la firma.
Después de todo esto, el proyecto se modificó.

UN ZONZO
Mi impresión fue siempre que Angeloz fue un zonzo, que estaba rodeado de vivos. Tanto es así que cuando lo procesaron yo pensé que si Angeloz se había quedado con algo, habían sido los vueltos. Porque alrededor tenia una mafia que se quedaba con todo.

REGIÓN TREBER
Mestre me llamó para hacer un estudio de regionalización, porque había un proyecto de Menem con Dromi que lo había asustado.
La parte económica y operativa la hice yo. Y ahí propuse la Región Centro. Pero para eso concebí la regionalización de todo el país. Y además propuse los corredores al Océano Pacífico, en donde se buscaba abrir y ampliar los pasos con Chile.
Después se demoró mucho y a la criatura la tomó la Bolsa de Comercio y Pedro J. Frías. Así se ligaba a un proyecto económico distinto.
Ahora, que se hizo el acuerdo con China, se dieron cuenta que abrir paso por el Pacífico nos iba a hacer ahorrar mucha plata No tenemos proyección y vivimos de espaldas al mundo.

CAVALLO MAL PERDEDOR
La última vez que cortejé con alguien de la Fundación Mediterránea, el Director del IERAL era Cavallo. Así fue como estuve en una radio con Aldo Dadone (segundo de Cavallo) y salió muy mal parado. Entonces Cavallo dispuso que nunca más compartiéramos un espacio. Por eso en la mesa de debate donde estoy yo, la Fundación Mediterránea no está.

UN GRAN LECTOR
Yo escribí un libro a fines del 92’ que se llama “Vida y pasión de Cavallo” en donde desgraciadamente planteaba lo que después pasó. Usted sabe que se agotó, porque los compró todos el Ministerio de Economía de aquel entonces.

LENTO
Una vez fui a consultar al padre de De la Rua, porque yo era asesor de una empresa Y Antonio, el padre, era un penalista muy amigo del dueño de la empresa, y como él no estaba yo supuse que acudiría a De la Rua. Vivían en calle Trejo. Y él me dijo que se había retirado, pero que en su casa estaban Jorge y un colega de apellido Ortiz, que eran, en palabras del padre, muy buenos penalistas, “porque lo que es Fernando –me dijo- está en otra cosa y no sirve para nada”.

ESA CARA QUE PONE SIEMPRE
En ese sillón donde está usted ahora estuvo sentado el actual presidente. Me llamaron por teléfono para que nos juntemos en un hotel en donde iba a estar o en la sede partidaria. Yo, encantado, les dije que si él quería verme que viniese él.
Vino a hablar del Plan Fénix y yo le dije que para ése Plan, necesitábamos 2000 funcionarios de distinta categoría, de distinta formación, pero con un mismo lineamiento y si es posible, honestos. Y no podía creer que se necesitaran tantos.
Kirchner reaccionó bien, incluso cuando yo le dije las cosas que no me gustan de él, y eso me causó buena impresión. Le dije que no me parecía bien lo que había hecho con la Constitución de su provincia y él puso esa cara que pone siempre y aceptó las críticas hasta con cierta humildad.

LA OPOSICIÓN
Donde usted toca, explota algún corrupto. Me preocupa mucho eso. Lo que es alarmante es la oposición. Ninguno enarbola el más mínimo programa. López Murphy tiene un programa: la continuidad de los 90’.
De lo que se ocupan todos es “mire, tiene una peca”. Destruir, insultar, despreciar, desvalorizar. Carrió está descarriada. No aporta nada, ni una idea.
El electorado no tiene alternativas.
Estoy muy angustiado…

• ¿Se sigue angustiando?
• Me angustio mucho por el país. Pero no por mí, sino por mis nietos, que no quiero que sean sudacas exitosos en otros países.



Xxxxxxxx recuadroxxxx
FRASES PARA DESTACAR

Mi posición ha sido siempre la misma, si va a beneficiar al interés general, no interesa quién lo haga.

No son cosas que me vinieron de oído, yo estuve ahí.

Yo no soy ningún genio, tomo un tema y lo estudio. Esa es mi obligación.

Lo que reclamo es que por favor no se queden en esa mesa de truco que tienen, porque son pocos y están jugando el futuro del país.