viernes, 8 de junio de 2007

RAÚL MONTENEGRO

“Llevamos elementos académicos a la lucha”


El más conocido de los biólogos y defensores del Ambiente, Raúl Montenegro, ha trascendido, aún más, las fronteras del país y de su profesión. En diciembre, Suecia lo espera para hacerle entrega del Premio Nobel Alternativo.


ACCIÓN Y REFLEXIÓN
Los horarios de Montenegro no son fáciles. Las clases universitarias y el trabajo en FUNAM alternan sus tiempos, junto a los requerimientos de los miles de ciudadanos avasallados en sus derechos ambientales, que no son otros que los mismos Derechos Humanos.
“Nunca me puse a pensar en lo complicado, lo hago. Es más divertido tener de un lado la parte académica y por otra la parte activa, es una buena combinación. No se contradicen, no, lo que se hace es usar herramientas que salen de la ciencia hacia la comunidad y después, desde la comunidad, se desarrollan nuevos elementos para llevar a la ciencia” asienta el recientemente premiado.

• ¿Es una práctica común en la profesión salir de las aulas?
• No es común que del ámbito académico se pase a la acción, por eso la distancia que hay entre la Universidad y la sociedad. Sólo ciertas cátedras con un perfil definido. Pero en general, con todas las ciencias pasa lo mismo. Por mi parte, creo que se puede llegar al barro desde cualquier disciplina. Desde cualquier lado se puede y se debe.
• ¿Pero existe una real separación entre lo académico y el trabajo afuera?
• No hay separación entre lo académico y lo concreto. Tanto para un filósofo como para un ingeniero, ambos son de la sociedad y es la sociedad quien paga la carrera. Ya tenés una deuda obvia. Y después no creo que haya carreras que no estén asociadas al entorno social. Es como respirar. Creo que es inexorable y que profesionalmente uno se forma mejor, porque permite ajustarse a la sociedad. Uno no vive del telescopio para afuera. Ese telescopio está puesto en un lugar y hay gente que puede tener inquietudes sobre eso. Y transferir respuestas o incluso preguntas es parte del sentido de la Universidad. Yo creo que ése es el sentido profundo.

PREMIADO
“Yo estaba nominado desde hace unos años –cuenta Montenegro- Hace tres años vinieron a hacerme una auditoria de Suecia, fue muy loco tener al auditor escuchando una clase mía en la Universidad. Pasaron estos tres años y este año, que me me había olvidado totalmente, salió”.

• ¿Qué representa el Nobel Alternativo para su carrera y para FUNAM?
• La gente que estuvo premiada antes que yo tiene una particular afinidad. Ken Saro Wiwa, que peleó contra la Shell en Nigeria, lo mataron al año de haber recibido el premio. Otra fue Banuano, un judío de origen marroquí que denunció la construcción de artefactos nucleares en Israel y que estuvo preso muchísimos años. O Jhon Goffman, que fue descubridor del Uranio O2 33 , físico y médico que había participado en la construcción de la bomba atómica, que luego se arrepintió y fue uno de los más activos anti nucleares; Wangari Maathai, que ahora recibió el Nóbel de la Paz, o al español Garcés, que logró que lo detuvieran a Pinochet en Gran Bretaña. Mucha gente linda, incluso me siento mucho más cómodo con este gente que con los que han sido elegidos Nobel de la Paz, como Henry Kissinger, que es algo que no lo puedo entender.
• Además, de eso, ¿significa una lección para alguien, sobre todo teniendo en cuenta las políticas de Ambiente?
• ¿Vos te referís a las no políticas?
• Bien, a las no políticas de Ambiente.
• Primero, creo que es una cosa amplia que la vamos a usar en todo. Sobre todo teniendo en cuenta que la gestión ambiental es mala en la Nación, mala en la provincia y mala en el Municipio. Nunca he visto una cosa así, siempre había alguno bueno. Atilio Savino en la Nación, un ex funcionario del CEAMSE, que es uno de los grandes focos de contaminación de la provincia de Buenos Aires, además de pro nuclear. Eso tenés en el gobierno de Kirchner. En Córdoba, el presidente de la Agencia Córdoba Ambiente, Sergio Nirich, bajo ningún punto de vista responde a las expectativas de una administradora del Ambiente; y la última decepción es Sergio Miglietta, de la Municipalidad. Un biólogo al frente del Ambiente que pasa una topadora derribando una hectárea de bosque nativo frente a la Universidad Libre del Ambiente. Y por eso es piola esto, porque robustece la lucha. Y además es un megáfono mucho más poderoso, amplia el tono de voz, lo que es letra chica la hace letra grande. Acelera soluciones. Pero mientras sigamos teniendo funcionarios que no responden a las necesidades de la sociedad, sobre todo en el área de Ambiente, no creo que les impacte demasiado. Lo que sí es bueno es que es una forma de que sus reacciones contra nosotros ahora tengan que ser más cautas. Lo demás sigue siendo igual.

LAS NO POLÍTICAS
• ¿A qué se debe que los gobiernos, en estos lugares claves, no pongan a gente capacitada?
• Tiene que ver con los mecanismos con que se arma la política. Muchos funcionarios llegan porque una persona hizo arreglos en la casa de fulano, le pareció buena persona y lo puso en el cargo. Yo creo que el nivel de cargos por concurso tiene que subir, creo que tienen que haber muy pocos cargos políticos y gran cantidad de cargos por concurso. Yo a mi cátedra la he concursado dos veces. Cuando voy a concursar, si viene una persona y me gana, me tengo que ir. ¿Y por qué no se puede aplicar este mismo método para organismos técnicos? Eso es mucho mejor que el dedo, que fijate cómo funciona ahora.
• ¿FUNAM ha intervenido de alguna manera en las designaciones?
• En el caso de la Municipalidad, propusimos gente, incluso le propusimos una persona que está en la Agencia Córdoba Ambiente. Propusimos alternativas. Y directamente apareció la persona que está, no hubo ni una sola respuesta. Entre tener una persona que está balbuceando y aprendiendo con nuestros impuestos y una persona que sepa, no hay mucho que pensar. Y eso me ha decepcionado mucho de Juez. El de Miglietta no es el único caso de funcionarios puestos sin trayectoria ni conocimientos. Pueden ser muy buenas personas, pero acá hace falta eso y capacidad técnica.
• ¿Usted no aceptaría un cargo público?
• No, ya en algún momento fui Sub Secretario de Ambiente en el primer periodo de Angeloz (83-87). Lo que pasa es que Angeloz me quería echar a los dos años, pero no podía. Fue muy feo estar en una función en la que te llevas mal con el gobernador. Hicimos un relevamiento de la Contaminación del Lago San Roque, y como no teníamos muchos fondos, le pedimos a los pescadores que detectaran todas las fuentes de contaminación del Lago. Y resultó que había 500 bocas de descarga, entre ellas la casa del Gobernador Angeloz. Sus líquidos cloacales llegaban al Lago. El tipo estaba enfermo. Yo a la cabeza la tenía cortada a la mitad del periodo, pero terminé los 4 años.
• ¿Se puede hacer la lectura de que a los gobiernos les interesa el ambiente sólo como una figura decorativa, y que cuando se empiezan a enfrentar intereses, comienzan a recular?
• Sí. Por eso la diferencia entre EPA, que es el máximo organismo de Ambiente de EEUU y Argentina. A mí EEUU no me resulta simpático, pero la EPA, cuando cambia el gobierno, en ella no cambia nada, porque sólo cambia el directivo visible, pero toda la estructura sigue. Y ese directivo no va a poder ir contra la estructura. Pero cuando todos los cargos son botines políticos, no tenés funcionarios que respondan a las necesidades de la gente. Es el caso de nuestra pelea con los Mbya Guaraní (pueblo nativo) de Misiones. Al gobernador Rovira lo vemos más próximo a las empresas madereras que a los indígenas. Pero esas cosas pasan porque los organismos técnicos siguen la misma música del gobernador, están más cerca de las empresas que de los indígenas. Si en el Ministerio de Ecología o la Dirección de Asuntos Guaraníes tuvieras gente capacitada… pero en esta Dirección hay un blanco, así que imaginate. Mientras sigamos teniendo paracaidistas, el Ambiente también va a ser un paracaídas.

EL INTERES DEL AMBIENTE
• Defender el Ambiente, ¿qué intereses significa enfrentar?
• De todo tipo. El más grande es el de la propia sociedad. Tampoco la pavada, no es sólo que al Ambiente lo degradan los malos funcionarios y los malos empresarios, también lo degrada la mala sociedad. Cuando alguien tira en el inodoro un medicamento vencido es como si una industria tirara contaminante al río. Creo que hay mucho egoísmo generacional. En algunos casos es razonable: mucha gente está sobreviviendo. Pero aún en el acto de sobrevivir podes hacer cosas más dañinas o menos dañinas. Una de las cosas difíciles es que la sociedad también es parte de la degradación general. Y después vienen los tradicionales: los sectores empresariales tanto industriales como rurales.
• ¿No considera que las últimas generaciones han ido cambiando las políticas individuales?
• No, yo creo que hay más cosmética ambiental. La gente sabe lo que es el reciclado pero no lo hace, la gente sabe que las pilas son malas pero no las lleva donde las tiene que llevar. En los chicos se ve mucho más, a los mejor tienen más conciencia ambiental pero es un consumista igual que cualquier otro. De pronto va a reciclar botellas en la escuela y el fin de semana es un consumista empedernido. Creo que a medida que las crisis se vallan haciendo más fuerte, más por necesidad que por convicción, vamos a ir cambiando las cosas.
• ¿Es posible mantener un equilibrio entre no degradar el ambiente y no sentirse un marginado culturalmente de la sociedad?
• No creo que sea un equilibrio, existen distintos momentos. Un momento donde la defensa del Ambiente es minoritaria. Puede haber un momento posterior en donde seamos más. Pero mientras seamos minoritarios, puede haber gente que considere que es positivo para el país plantar soja. Y va a ser mayoritario, alguna vez, el momento de los que saben que la soja está matando el país. Pero en esta instancia de defensa del Ambiente, ya hay mucho más gente de la que había hace 20 años. El único problema es que las herramientas para degradar son mucho más espectaculares ahora que hace un siglo, así que cada demora cuesta mucho más que una demora hace 30 años. No es lo mismo bajarse un bosque con hacha que bajárselo con motosierra. En las minas de oro se saca más oro que todo lo que se sacó durante la época de la colonia.
• ¿Adoptar estas posturas tiene que ver con un cambio de hábito?
• Tiene que ser así. Yo hoy se los decía a mis alumnos en la Facultad. Pocas veces he visto a la gente más esclava que en la época actual. La esclavitud se mide por la cantidad de cosas que te imponen y la libertad por la cantidad de cosas que uno puede hacer. La mayor parte de las cosas que uno hace son impuestas, te seducen para que la adoptes, es todo un sistema de consumo y de venta y de merchandising, y la gente termina haciendo lo que la maquinaria obliga que hay que hacer. Lo gracioso es que de pronto un chico toma Speed con vodka creyéndose libre y en realidad es la más sublime imagen de esclavitud. Eso es lo que sucede en este momento. Pero soy consciente de que cuantas más personas se animen a darse cuenta de lo que pasa, la cosa va ir cambiando. Yo creo que las personas tienen que tratar de ser lo más coherente posible con lo que están predicando. Así como hay que tratar de ser lo más libre posible, también lo más coherente. Es difícil.
• ¿Ésta es una lucha en solitario?
• No, mucha gente se va dando cuenta de las cosas que le afectan. Los vecinos de Villa Allende contra el incinerador, Barrio Ituzaingo contra una cantidad de factores de contaminación, Oncativo contra el intendente y los plaguicidas y las antenas. Se ha hecho una lucha colectiva, pero al lado de la mayor parte de la sociedad callada.
• ¿Y cuál es el papel de FUNAM y de Montenegro en estas luchas?
• Lo que hacemos nosotros es nunca estar adelante. Estamos al lado, siempre cuando estén organizados. Nosotros podemos dar los elementos, y acompañamos, no adelante ni atrás. El que lleva la responsabilidad de la lucha es el vecino, no nosotros. Y eso lo mantenemos, damos aporte técnico, la originalidad nuestra es llevar elementos académicos a la lucha. Eso da herramientas espectaculares, un vecino informado es poderosísimo, porque lo que busca el poder es tratar de evitar informar a la población. La información es clave, una sociedad informada que sabe cuáles son sus derechos es una sociedad distinta a la actual. Hoy muchos ni saben las herramientas que tienen para hacer valer sus derechos. La gente sabe lo que le va a pasar a Los Roldán, pero no las herramientas básicas para hacer temblar a un funcionario público. Hay un ejercicio democrático que va creciendo, pero no un conocimiento de las herramientas de acción.

XXXX RECUADRO ZZZZZZ
PAIS SOJERO, PAIS ASESINO
“La soja es una esclavitud más. Es un grupo de gente que, con el deseo de enriquecerse, prácticamente aniquila a un sector importante de suelo para el futuro. Es enriquecimiento para unos pocos a corta plazo y divisas para el Estado. Pero además es la destrucción de los últimos bosques nativos. Yo decía el otro día que Córdoba es Sojalandia, y la mejor muestra está en el mapa de imagen satelital que hizo la Agencia Córdoba Ambiente, en donde ves la cantidad de campos de soja. Los últimos bosques van a caer con la soja o con el maíz transgénico. Se mueve la economía, hay más gente comprando en los shopping centers, pero yo no creo que haya un desarrollo genuino, sino un desarrollo artificial y que va a terminar colapsando. Es muy común en nuestras sociedades esto, trasladar las crisis para más adelante. Los grupos Mbya Guaraní entienden que los sufrimientos se viven en la propia generación, no se trasladan para adelante; en cambio en las sociedades que han optado por las estrategias de cadenas cortas, como la nuestra, el sufrimiento se traslada para adelante. Hoy estamos matando a gente en el futuro. Estamos matando gente a larga distancia. Se ve como genocidas sólo a los que pasaron, pero también hay genocidas del futuro, a pequeña escala. Se hacen pequeñas cuotas para matar gente en el futuro. Todo dicen que soy muy duro, pero porque la realidad es dura. Bush representa, pese a que no se quiera aceptar, el modelo de vida que tiene mucha gente acá. Cada persona que va a un shopping center su principal defensor es Bush”.


XXXXXX RECUADRO XXXXX
“¡ANIMENSE A TOCAR UNA TIPA!”
“Miglietta (Directos de Ambiente) batió un record. El tema ambiental en la Municipalidad es un caos. El manejo de los espacios verdes, el manejo de los árboles. Yo no sé si es falta de conocimiento, a veces pienso que hay que ser muy capaz para hacer tantas cosas malas al mismo tiempo. Estamos entrando a la época de turismo y las plazoletas del centro parecen un gueto, falta el alambre de púa. Sacaron árboles y sigue todo cerrado. Con que si no hubieran hecho nada, hubiera sido mejor. Donde se han metido han hecho desastres. También quieren volver con la poda de las tipas. ¡Anímense a tocar una tipa!, ¡anímense! El despelote que hicimos la otra vez va a ser chiquito al lado de lo que vamos a hacer ahora. No puede ser que sean empleados nuestros y que haya que bancarse sus metidas de pata. Y hablan que se viene algo en el Parque San Martín, un proyecto en donde volarían muchísimos árboles. Nosotros estamos hartos de esas cosas. Y encima se les paga. Hay una soberbia absoluta y un atropello de las leyes. Son de madera para recibir los consejos. Jamás ni nos llamaron para pedirnos un consejo. Se necesitan buenos funcionarios, que es distinto a que haya buenas personas”.

XXXXXX RECUADRO XXXX
QUÈ ES EL NOBEL ALTERNATIVO
El Premio que en diciembre recibirá Raúl Montenegro se llama comúnmente el Nobel Alternativo, pese a que su verdadero nombre es “Right Livelihood Award” y consta de 268 mil dólares, a repartir entre el cordobés, la organización rusa Memorial y la nicaragüense Bianca Jagger, la ex esposa de Mick Jagger, por su lucha por los DDHH.
El galardón lo entrega la misma Academia del Nobel Tradicional a aquellos cuyas actividades no encuadran dentro de los ‘rubros’ por los que hoy se entrega el Nobel.
Sin embargo, la keniata Wangari Maathai, última Nobel de la Paz, recibió el Alternativo hace 20 años.